Yes, I’m a goalie….. what happens?

LA EVOLUCIÓN DEL MATERIAL DE PORTERO

(BUSCANDO EN EL BAÚL DE LOS PORTEROS)

Hace unos días, después de una cena con amigos del hockey, y mientras tomábamos una copa en la sobremesa, salió el tema de la evolución de los materiales en nuestro deporte. Me atreví a hacer alguna predicción sobre hacia donde evolucionará el material de portero. Claro después de una cena y con una copa en la mano te atreves a decir muchas cosas. Pero el caso es que me pareció una buena idea escribir algo sobre cómo ha evolucionado material de portero. Quizás algunos piensen que siempre se ha jugado con un material similar al de estos momentos, y los que ya tenemos una edad sabemos perfectamente que esto no es así.

Las primeras protecciones que el portero utilizó en hockey sobre hierba fueron las guardas o defensas, las protecciones para las piernas. En un primer momento las protecciones eran una adaptación de las protecciones que utilizaban los bateadores de cricket. Acostumbraban a ser de una sola pieza, quiero decir con la parte del pie y la de la pierna unidas. Más adelante se empezaron a hacer de dos piezas, el pie separado de la guarda y unidos por una correa para mantenerlos bien posicionados. Acostumbraban a ser de piel o de algún tejido resistente, y estaban rellenas de material textil. Estaban recosidas por fuera, con la cual cosa se lograba un efecto de “colchón”. A veces también estaban rellenas de paja. Con la cual cosa cuando la piel o el tejido se deterioraban, el relleno interior se iba perdiendo.

 

IMG1

 

A estas guardas les siguieron las guardas de caña de bambú. El bambú permitía recibir bolazos mucho más fuertes. El bambú tiene la característica de ser muy duro pero a la vez tiene cierta flexibilidad, cosa que hace que amortigüe el golpe y que la caña no se rompa. Este tipo de guarda perduró hasta los Juegos Seúl 88. Las guardas de caña eran todas de piel con unas “almohadas” en la parte que tocaba la pierna para amortiguar aún más el golpe. También tenían los pies separados de las guardas. Durante mucho tiempo los pies más utilizados eran los de “estilo holandés”, planos en la parte delantera para poder chutar también con la puntera. Pero a partir del campeonato del mundo de Londres en el 86 se impusieron los “pies ingleses”. Estos pies eran redondos y en su interior ya no había material textil para hacer los acolchados si no que llevaban una especie de espuma muy dura. Serian los predecesores de los que actualmente estamos acostumbrados a ver en todas la marcas de material de portero. Aunque en esa época (finales de los 80) aún predominaban las guardas de caña, ciertas marcas ya empezaron a hacer cambios substanciales en los materiales. Por ejemplo la marca Dita tenía unas guardas de caña donde las cañas no eran de bambú, sino que eran de algún tipo de resina acrílica (plástico). Esto las hacía más ligeras. Las marcas ya pensaban en como aligerar el material, y en soluciones para que el material de portero no quedara empapado del agua de los campos de hierba artificial y los porteros no tuvieran que terminar con 2kg más de peso en cada pierna al finalizar los partidos. Ya que a partir de Moscú 80 los campos de juego (al menos en competiciones internacionales) eran de hierba artificial.

IMG2

 

En el mundial del 86, en Londres, Ian Taylor portero de Inglaterra, revolucionó el mundo del portero con el material que usaba. Aunque antes de Taylor algunos porteros alemanes ya empezaron a utilizar material de hockey sobre hielo, Taylor fue el que lo popularizó. Se empezaron a usar pantalones de jugador de hochey hielo para las piernas, el guante de la mano derecha también se empezó a usar el de los jugadores de hockey hielo, protecciones para el pecho, y como no el casco.

 

im3

En los guantes, a parte del diferente material que se ha ido utilizando, la gran revolución estuvo en permitir que el guante fuera de solo una pieza, sin separación de dedos. Esto facilitó la producción de guantes más ligeros i más resistentes a los bolazos, y evidentemente también cambió la técnica de parada, sobre todo con la mano derecha, ya que hasta aquel momento la mano derecha no se usaba para parar. En la actualidad diría que es más importante tener una “buena” mano derecha paradora que no “tener” un buen stick. Bueno al menos es igual de importante.

IMG4

 

 

Quizás la cara del portero fue lo último que se protegió, algo que en estos momentos parece increíble. Había gente que cuando veía un portero con protección en la cara le llamaba miedoso. Algo increíble en nuestros días. La verdad es que creo que hasta Moscú 80 no se vieron porteros con protecciones en la cara. Se empezó con una especie de máscaras parecidas a las que en estos momentos usan los jugadores que defienden el Penalty Córner, pero rápidamente se impuso el casco tipo hockey hielo. Ahora existen muchas variedades, pero recuerdo tener muchas dificultades para comprar un casco en los años 80. Tenías que aprovechar algún viaje con la selección, o que alguien te lo trajera del extranjero. ¡¡Una peripecia!!

 

En lo que se refiere a la protección del cuerpo, los llamados petos, aquí en nuestro país se empezó usando los petos de taekuondo, eran unos petos muy rígidos y largos, circunstancia que impedía a los porteros tener una movilidad adecuada. Pronto se empezó también a utilizar material de hockey hielo, petos articulados que mejoraban el movimiento, pero que a la vez, al ser con unas protecciones de brazos muy aparatosas daban al portero la sensación de movimientos robotizados. Pronto las marcas empezaron a adaptar este material para nuestro deporte, y en la actualidad encontramos gran oferta en este tipo de protecciones.

 

IMG6

 

Algo parecido paso con las protecciones para los muslos y cintura. Se empezó usando los pantalones de jugador de hockey hielo. Eran unos pantalones de tejido acrílico, que en su interior llevaban unas espinilleras para proteger la parte frontal del muslo y también algo parecido en la parte pélvica. Esto junto con unas coquillas (protecciones para genitales) más modernas (en mis inicios la coquilla era de metal y se aguantaba con una especie de calzoncillo) , hizo que la parte inferior del cuerpo estuviera también bien protegida para recibir fuertes bolazos. Hay que tener en cuenta que todo este material se empezó a usar debido al cambio de la normativa, la cual establecía que en los PC cuando el jugador golpeaba la bola, esta debía tocar la madera de la portería (como ahora). Aparecieron grandes especialistas en el golpeo de la bola, jugadores que chutaban con gran potencia y colocación. O sea que en aquel momento los porteros optamos por tumbarnos cuando detectábamos que el jugador iba a chutar. Por decirlo de forma sencilla, el portero hacia de “muro humano”. Sin todas estas protecciones, tumbarse a esperar que te diera la bola en el cuerpo habría sido un suicidio. Así y todo, ponerse delante de algún jugador para esperar su golpeo te daba respeto.

 

imG7

 

También los sticks ha sufrido varios cambios. Los cambios en los sticks vienen debidos al guante de la mano derecha. Resulta que cuando el portero pone su mano derecha en el suelo hace que el stick quede levantado y con la posibilidad que la bola pase por debajo del palo. Las curvaturas de los sticks pretenden minimizar esta posibilidad. También existen otros sticks con la parte de la pala más cerrada y redondeada, para ganar superficie de parada. En mi opinión no hay nada mejor como un stick normal, sin ninguna curvatura ni nada especial. Si os fijáis en los porteros internacionales o de los equipos más importantes, veréis que ninguno de ellos los usa. Quizás en chicas es más habitual, pero tampoco es lo normal. En definitiva, para mi es más un producto de márquetin que otra cosa.

 

img8

 

 

Hacia donde nos llevará esta evolución del materia de portero? Personalmente creo que esto dependerá también de la evolución de las normativas del juego. Creo que siempre ha ido muy ligada una cosa con la otra. Pero si me permitís hacer ciencia ficción, y también sabiendo que cada vez aparecen más materiales y tejidos inteligentes, personalmente creo que los materiales aún  se aligeraran más y a la vez serán más resistentes a los golpeos. No solo más resistentes a los impactos, si no que tendrán un rebote más “vivo” y con dirección. O sea que tendrán un rebote orientado. Quizás un rebote hacia abajo (para que la bola no se levante después de un impacto) y con un rebote hacia la derecha o la izquierda según la pierna. También pienso que los sticks serán más cortos, más manejables. Creo que ya en estos momentos no es necesario un stick muy largo.

Bueno os dejo con todo esto para que sigáis pensando un poco vosotros, porteros y porteras, que si no lo hago todo yo!!

Ya sabeis:

Yes, I’m a goalie….. what happens?

 

Jaume Borràs i Estany, entrenador de porteras y porteros.

jaumeborras1@gmail.com

 

Deja una respuesta

X