¿Deporte? Mejor en equipo

LA IMPORTANCIA DE PERTENECER A UN EQUIPO

Si nunca has practicado un deporte de equipo… ¡no sabes lo que te pierdes!

Practicar deporte tiene muchísimos beneficios, tengas la edad que tengas, pero si además se trata de un deporte de equipo, los beneficios son aún mayores, sobretodo si se trata de niños o adolescentes.

Actualmente, la mayoría de adolescentes dedican gran parte de su tiempo a actividades de ocio sedentarias como mirar la televisión, navegar por internet, chatear con sus amigos, jugar a la consola o hablar por el móvil. Además, nos encontramos con el caso de muchos adolescentes que de niños han practicado deporte pero lo abandonan tras la pubertad. Es importante que los padres ayuden a sus hijos a organizar su tiempo para poder hacer diversas actividades, entre las cuales no debería faltar el deporte, y si se trata de un deporte de equipo aún mejor.

El deporte no sólo es beneficioso físicamente, sino también psicológicamente, por esta razón creo que es importante que todos conozcáis los beneficios que el deporte en equipo aporta a los niños y a los no tan niños:

  • Disciplina: Todos sabemos que es muy difícil para muchos adolescentes ser disciplinados. La práctica de un deporte de equipo les enseñará la importancia de la disciplina sin que se den cuenta, ya que verán que el equipo funciona bien cuando todos sus componentes siguen la disciplina impuesta.
  • Normas: En un deporte de equipo observan de manera directa que cuando ellos no cumplen con las normas impuestas, perjudican también al resto del equipo.
  • Trabajo en grupo: Descubren la importancia de confiar en los demás y de que los demás confíen en ellos.
  • Liderazgo: Descubren lo que un líder puede hacer para guiar al resto y ganarse la confianza de sus compañeros.
  • Tolerancia a la frustración: En la vida no siempre se gana, y esto es una lección que irán asimilando poco a poco a través de las derrotas del equipo.
  • Humildad: De la misma forma, las victorias se viven en los deportes de equipo sin prepotencia. Saber aceptar las derrotas y las victorias desde la humildad: hoy hemos ganado, pero mañana podemos perder.
  • Socialización: Los deportes en equipo son una gran ayuda para los niños que son un poco tímidos y les cuesta relacionarse con otros niños. Conocerán nuevas personas y se abrirán a un mundo nuevo y posiblemente a una nueva forma de vida.
  • Autoestima:Los niños liberan muchas endorfinas practicando deporte. Además, ser valorado por el resto del equipo y sentirse responsable de los logros de este les ayuda a sentirse mucho mejor.
  • Regularización de hábitos: Entrenamientos, pretemporada, partidos… hacen que los niños se acostumbren a tener rutinas en su vida y a respetar y valorar la importancia que tienen.
  • Responsabilidad: El buen funcionamiento de un equipo es responsabilidad de todos: cada uno debe dar lo mejor de sí mismo y por ejemplo evitar las prácticas antideportivas que pueden perjudicar a todo el equipo.

 

IMG_9523

Cristina Bernabé

Psicóloga deportiva

Deja una respuesta

X